La trilogía se viste de largo

El mes de octubre ha sido una locura de ferias y firmas. Una locura maravillosa que me ha brindado la oportunidad de llegar a nuevos lectores, han sido muchos y espero saber pronto qué les ha parecido. Pero también he tenido el gusto de saludar y hablar con lectores que ya me conocían y se habían leído la trilogía. Un comentario reiterado, que ya me habían hecho en años anteriores, ha sido por qué no existía la edición en tapa dura. Sobre todo me lo decían aquellos que querían regalar el libro, personas que ya habían leído las novelas de la saga de los Lamarc. Parece que la edición de tapa dura tiene más prestancia de cara a hacer un regalo.

Hasta hace poco no disponía de esa posibilidad, pero ya puede hacerse y estuve dándole vueltas. Decidí que valía la pena. Pero ya que era una edición de lujo ¿por qué no diseñar una portada nueva, elegante y combinada para las tres novelas de la trilogía?

Ha sido un trabajo de semanas en el que he tenido mucha ayuda, en particular de las hermanas Espinosa, no solo para diseñar la portada como yo la imaginaba y convertir mi idea en algo tangible, sino también para actualizar mi página web con los nuevos productos.

El final del ave Fénix (Ed. Tapa dura)            Las guerras de Elena (Ed. Tapa dura)             Yo, que tanto te quiero (Ed. Tapa dura)

Creo que el resultado ha valido la pena. Espero que os guste y que os animéis a regalarlas en las próximas fiestas o a elegirlas como vuestra próxima lectura si todavía no las habéis leído.

De momento, y salvo que cambie la política de la distribuidora, solo estarán disponibles a través de Amazon o mi página web ―por eso necesitaba actualizar las opciones y el catálogo―. Quería presentarlas oficialmente así, en mi página, pero la sorpresa ha sido que alguien ya las ha comprado (y no ha sido nadie que conozca). Señal de que, como me decíais, se estaba esperando con ganas.

Confío en que estas nuevas ediciones me den tantas alegrías como las anteriores. Como muchos sabéis y he contado otras veces, el camino hasta llegar aquí ha sido largo y tortuoso, pero ha valido la pena y en definitiva gracias a vosotros, los lectores, sigo aquí.

No hay comentarios

Escribe un comentario